Frecuencias Perdidas



Conocí a mi mejor amigo en la primaria. Ambos habíamos llevado nuestros GameBoy a la escuela y nos sentamos juntos durante el almuerzo al darnos cuenta de nuestra afición en común. Yo tenía la versión Azul y un Venausaur, el tenía la versión roja y un Charizard. Él y yo batallábamos cuando podíamos y nos hicimos muy buenos amigos. Los años pasaron, y seguíamos jugando Pokemon, incluso en la secundaria. Jugamos todas las versiones y generaciones de Pokemon y las batallas nunca eran aburridas.


Al llegar la Universidad tuvimos que separarnos. No hablábamos mucho en ese tiempo; estábamos muy ocupados para eso. No pensaba que podíamos recobrar la amistad que alguna vez tuvimos. Luego, Pokemon Diamante y Perla salieron en el 2007 y otra vez pudimos disfrutar de nuestro interés común en la serie. Batallábamos y hablábamos por Wi-Fi casi todos los días durante algunas semanas después del estreno.


Mi amigo me dijo que planeaba jugar su vieja versión de Pokemon Rojo otra vez. Ya que habían pasado tres meses después del estreno de Diamante y Perla, no los jugábamos tanto como antes. Le pregunté por qué quería jugar con ese viejo cartucho, y me respondió “No sé, tal vez encuentre algo que nadie ha encontrado antes”.


A pesar de mi falta de voluntad para jugar mi versión Azul con él, el jugó su versión Roja de todas maneras. Después de comenzar su travesía, no hablé nunca más con él. Tres semanas después, recibí una llamada de los padres de mi amigo.


Aunque el nunca había tenido un problema parecido, el murió por lo que parecían ser intensas convulsiones. Él estaba solo en su dormitorio de la universidad hasta que un compañero de cuarto, quien llegó tarde desafortunadamente, lo encontró tirado en el piso, sin vida, y con sus audífonos favoritos puestos. Rápidamente salí para atender a su funeral. Su compañero, quien también iba a ir, me informó que algunos días antes del incidente que mi amigo se estaba obsesionando con el Pueblo Lavanda y con su música. Mi amigo aspiraba ser un ingeniero de sonido después de graduarse y tenía muchas habilidades a su disposición. El podía escuchar sonidos imperceptibles con facilidad cuando yo no podía escuchar nada en absoluto. 


Mientras iba revisando el pueblo Lavanda, extrajo el audio a su computadora y comenzó a experimentar con el. Curiosamente, el se regodeaba de haber encontrado una extracción única de la música del primer parche de la primera versión exclusiva del Pokemon Green japonés y no de la versión especial conocida. Le dijo a su compañero de cuarto que, “Las frecuencias en esta canción son diferentes; se mezclan en una forma extraña. Pero hay algo que falta. Creo que algo estaba supuesto a ser mezclado pero nunca hubiera sido posible en el GameBoy. Era muy limitado con respecto a la banda de sonido”. Tuve la oportunidad de revisar su laptop una vez más, así que visité su lista de documentos recientes. Al inicio de la lista se podía leer “lavender.wav” junto con algunas fotos de nosotros, copié el archivo en mi unidad flash. Envuelto en la tristeza por la muerte de mi amigo, ignoré el audio hasta hace unas semanas antes de escribir esto. De alguna manera decidí que sería necesario repasar los hechos que habían ocurrido.


Por la curiosidad de saber que fue lo que causó su súbita muerte, abrí la ventana de propiedades para el archivo de audio, sin siquiera escucharlo. En la sección de comentarios de la metadata, el había escrito, “Tonos binaurales, agregué las frecuencias necesarias, ahora sé porque el pueblo Lavanda suena tan triste y sé cual es la parte que está faltando”. Aún más extraño, revisé su programa de audio predefinido (aún sin escuchar el audio) y encontré el número de veces de reproducción del audio: Uno. Me contacté por chat con un fanático de audio esperanzado en que el pudiera descifrar estos comentarios crípticos. El me dio un tipo de software especial que podía analizar el audio en tiempo real y me dijo que eso era lo más que él podía hacer. Este video es una grabación mía reproduciendo el audio original con el software mencionado. Hasta este día no he escuchado el audio original, ya que estoy muy perturbado por la muerte de mi mejor amigo Anthony.




Comparte esta entrada


Acerca del autor:

¿Qué hay que decir? Simplemente soy un amante de los creepypastas y las cosas sobrenaturales, y se que muchas personas también comparten ésta afición es por eso que decidí crear este blog. Espero que este artículo les haya gustado, gracias por su visita y no se olviden de comentar. El artículo Frecuencias Perdidas fue publicado por Enrique Pool el día sábado, marzo 03, 2012
 

0 comentarios:

Publicar un comentario